¿Cómo debemos actuar ante el nuevo etiquetado de combustible?

A día de hoy, ya son muchas las noticias que hemos ido escuchado, tanto en prensa como en televisión, sobre el fin del diésel y la gasolina como nuestros combustibles habituales a partir del 12 de Octubre, pero ¿qué hay de cierto en todo esto?

La verdad es que la información no se ha transferido de la mejor manera posible, pero ni mucho menos vamos a tener que cambiar el combustible de nuestro vehículo por otro tipo de combustible.
La realidad es que vamos a seguir llamando al combustible con el mismo nombre de siempre, pero tanto estaciones de servicio, como concesionarios y los mismos vehículos van a tener que etiquetar sus combustibles con el nuevo formato.

¿Cómo nos informarán las estaciones de servicio?
Muy fácil. A partir del 12 de Octubre se añadirá una etiqueta junto al nombre del combustible, el cual nos indicará que porcentaje máximo de biocombustible lleva el carburante que vamos a repostar.

Para ello se han desarrollado una simbología para que se pueda apreciar más fácilmente.
Se identificará con el siguiente procedimiento:

  • La Gasolina, con un círculo. el cual contendrá la cantidad de Etanol, identificado con la letra “E” seguido de un número que indique su valor porcentual.
  • El Gasóleo, con un cuadrado. El cual contendrá la cantidad de Biodiesel, identificado con la letra “B” seguido de un número que indique su valor porcentual.
  • Combustibles Gaseosos, con un rombo. Que tan solo deberán indicar las siglas del combustible.

 

¿A qué vehículos afecta esta nueva normativa?

  • Ciclomotores, motocicletas.
  • Turismos
  • Vehículos comerciales ligeros
  • Vehículos comerciales pesados
  • Autobuses y autocares

La legislación exige las etiquetas para vehículos comercializados por primera vez o matriculados a partir de Octubre de 2018. No se recomienda para vehículos más antiguos.

¿Cómo sé que combustible puedo repostar en mi vehículo?

En nuestro coche lo podremos ver de distintas maneras. En una etiqueta junto al tapón de nuestro depósito, o también las podremos encontrar en el manual de propietario del vehículo.

¿Cuál es el significado de la etiqueta?

Las 3 posibilidades que podemos encontrarnos en la gasolina son:

  • E5: son combustibles que llevan un máximo del 5% de etanol. “Aquí están las Gasolinas 95 y 98 y serán las etiquetas más comunes”.
  • E10: significa que el vehículo puede utilizar gasolina que contenga hasta un 10% de etanol.
  • E85: significa que el vehículo puede utilizar gasolina que contenga hasta un 85% de etanol.

Para el gasóleo serán tres las posibilidades:

  • B7: significa que el gasóleo contiene hasta un 7% de biodiésel. Es el gasóleo estándar.
  • B10: significa que el vehículo puede utilizar gasóleo que contenga hasta un 10% de biodiésel.
  • XTL: es un tipo de combustible diésel parafínico fabricado a partir de material fósil o renovable que permite obtener por síntesis o hidrotratamiento, un combustible muy similar en composición al combustible diésel fósil tradicional.

Los combustibles gaseosos representados con un rombo y con cuatro posibilidades:

  • H2: Hidrógeno
  • GNC: Gas natural comprimido
  • GNL: Gas natural licuado
  • GLP: Gas licuado del petróleo

Esta nueva normativa, estará visible en todos los estados miembros de la Unión Europea. Así que a partir de ahora, estas nuevas etiquetas que aquí tratamos de explicar, pasarán a formar parte de nuestra vida cotidiana.

Andrés Fernandez

Departamento Técnico Gasolwin S.L.